“El Diagnóstico de Rendimiento es clave para ayudar a nuestros clientes a simplificar  sus procesos y flujos de trabajo, reducir la complejidad y alcanzar mayores niveles de integración.”


Líderes a nivel mundial están sintiendo gran presión por mejorar el rendimiento de sus negocios. El reto es identificar las iniciativas clave que generarán una diferencia competitiva para la empresa. El programa de Diagnóstico de Rendimiento de LAM, permite a cualquier organización realizar una revisión completa de su rendimiento e identificar los problemas en donde existe una oportunidad de mejora, así como definir la posición del mercado en que se encuentra y establecer metas convincentes y alcanzables.

Implica una comprensión de la regla fundamental de los negocios y recolectar  los hechos esenciales relacionados que se necesiten para crear un diagnóstico efectivo de la organización. La regla y sus preguntas relacionadas son las siguientes:

Simplicidad trae resultados. ¿Qué tan complejos son tus productos, líneas de negocio, organización y  procesos de negocio? ¿Cuánto te cuesta todo esto?

Proceso.jpg

¿QUÉ HACEMOS?

Hay un sin número de tendencias y estrategias de negocio, sin embargo, un buen director llevará a cabo una revisión minuciosa y comprensiva de la organización para identificar las áreas más críticas de mejora. LAM ha desarrollado un marco completo y eficiente de diagnóstico de mejora del desempeño para indicar el camino. Comienza por nuestro entendimiento de cuatro variables fundamentales para cualquier proyecto de mejora en el rendimiento: procesos, flujos de trabajo, integración y complejidad.

Ayudamos a las organizaciones a combatir la complejidad para que puedan servir mejor a sus clientes. Nuestra investigación muestra que las organizaciones con un menor nivel de complejidad crecieron entre 30% a 50% más rápido que su competencia promedio. Una alta complejidad, es frecuentemente  síntoma de un problema mayor,por ejemplo, bajo entendimiento de las necesidades del cliente (en el caso de lanzamiento de nuevos productos) o una baja responsabilidad y débil toma de decisiones en el caso de complejidad organizacional. Afrontar el problema de raíz trae grandes beneficios.

El Diagnóstico de Rendimiento es clave para ayudar a nuestros clientes a simplificar sus procesos y flujos de trabajo, reducir la complejidad y alcanzar mayores niveles de integración.


Para hablar de cómo nuestro equipo puede ayudar a su empresa con el diagnóstico de rendimiento, por favor